5 Excusas para no tener un blog Jurídico


blog juridico¿Debe tener mi despacho una web o un blog jurídico?¿Para que me va a servir?¿qué me va a costar?¿Cuanto tiempo necesito para mantenerlo?

Cada vez más despachos entran en el canal online y empiezan a desarrollar una presencia activa en la red, porque han comprendido que si no están en internet, su despacho no tiene otra opción que la de “no existir”. En nuestro Directorio de Abogados puedes encontrar algunos.

Tener un blog jurídico es una magnífica manera de empezar a tener presencia en Internet, aumentando la visibilidad del despacho, pero además, permite demostrar conocimiento y experiencia, conseguir y fidelizar clientes, humanizar el despacho y diferenciarnos de nuestra competencia.

Pese a estas virtudes, miles de blogs se crean al día en todos los ámbitos, no así en el jurídico, donde no se termina de tomar verdadera conciencia de su importancia.Y las webs y blogs hay que mantenerlos, hay que actualizarlos con contenido fresco.

¿Y Por qué no? Estas pueden ser  algunas de las razones más comunes:

1. Yo no tengo el tiempo para mantener un blog jurídico –

Estoy empezando con la razón más obvia, y francamente, la más común.La creación de contenido significativo en un blog jurídico lleva tiempo y la frenética actividad del despacho muchas veces no nos la facilitan.

Sin embargo, los post no tienen que ser excesivamente largos.

En el mundo de las prisas en el que vivimos hoy, probablemente no se lee, se “escanea”. Un conciso y útil post de 350-500 palabras probablemente obtendrá más visibilidad, y por supuesto, tomará menos tiempo en escribir. Y recuerda que no tienes que publicar una entrada cada día o incluso cada semana.

Dicha frecuencia en la publicación puede ayudar a mejorar el posicionamiento y obtener más visitas del blog, pero debe ponerse en segundo plano, al menos cuando se empieza.

“Concéntrate en ser productivo, no en estar ocupado”

 

2. Yo no sé lo que escribir en un blog –

Todos luchamos con esto, sobre todo aquellos de nosotros que escribimos frecuentemente en un blog.

Un blog jurídico no tiene porqué ser la última palabra sobre un tema en particular, puede ser una discusión, una serie de comentarios, opiniones…pero sobre todo, debe ser consejos útiles para el lector. Por supuesto , contenido original!!! Convertir la web del despacho en un mero noticiario, reportará pocos beneficios.

 

3. Yo no soy un aficionado a la tecnología y no tengo ni idea como hacerlo – En el mundo de hoy todos somos expertos en tecnología hasta cierto punto y la barrera para tener  un blog jurídico  es casi inexistente con una serie de plataformas, unas gratuitas, otras de pago,  que requieren poca o ninguna programación o conocimiento tecnológico.

Posterous, Tumblr , Blogger, y mi favorito, WordPress. Son muchas las opciones pero sin duda, por muchísimas razones, WordPress no tiene competidor a día de hoy, pues permite tener una web corporativa con muchas opciones (entre ellas la del blog) y con la adecuada plantilla, un diseño profesional, entre otras.

Es totalmente autogestionable y escalable en función de los conocimientos que se van adquiriendo.

4. Yo no soy un buen escritor –

Todos tenemos un cierto grado de conocimiento a la hora de escribir, aunque escribir entradas para un  blog implica una cierta habilidad. La única manera de ganar confianza es comenzar a escribir. La web tiene muchos recursos para acceder a la escritura como recursos de gramática, diccionarios de sinónimos, etc. pero loimportantee es diseñar un calendario editorial que podamos cumplir, y sobre todo, empezar!! Sin excusas!!

5.No quiero dedicarle mucho tiempo para que luego no lo lea nadie –

Al principio no hay que preocuparse  por el tráfico. Vendrá si eres consistente, paciente  y relevante.

Hay una serie de herramientas que nos pueden ayudar a promover los artículos y nuestros mensaje dirigidos a nuestros potenciales clientes.

Para tener presencia en Internet, y tener más posibilidad de tener clientes, es necesario empezar a desarrollar una estrategia online, y el el blog, apoyado con las Redes Sociales, es el mejor instrumento.

Social Media para abogados: Cómo sacar provecho de las Redes Sociales

 

Os animo a reflexionar sobre estas cuestiones, intentando proyectarlo sobre vuestro de despacho.

¿Tenéis más razones para no tener un blog jurídico?



Leave a Reply