Abogado

12 Results Found

  1. Inicio
  2. Posts tagged "Abogado"

save this search view saved searches My Favorites

El usuario viene con un inconveniente, y la obligación del letrado es solventar sus inconvenientes y evitarle perjuicios mayores.

La velocidad en entregar la respuesta es entre las cualidades más valoradas y también indispensable en un planeta cada días un poco más avanzado tecnológicamente. Por esta razón, en letrado pone el máximo empeño en todos y cada inconveniente , con su máxima atención y dedicación para entregar una respuesta diligente a nuestros clientes del servicio. Su compromiso ha de ser entregar una respuesta diligente, de calidad y un servicio genial como letrado.
Bastante inconveniente es una separación para encima preocuparse de los trámites, pactos, tutela de los pequeños, conservación, etcétera.

Lo esencial eres , de ahí que se encarga de todos y cada uno de los trámites administrativos, de acompañarte dónde sea y de negociar con sus abogados.

Para toda profesión lo más esencial es contar primero, evidentemente, con el título que habilite para el ejercicio profesional, mas además de esto debe tenerse vocación, destrezas naturales y adquiridas, y ser responsable y dedicado

Ha de ser conocer de las leyes, la doctrina y de la jurisprudencia, mas ese conocimiento ha de ser esencial y no literal; en tanto que debe extraer de esas fuentes su sentido más rico y pragmático con relación al caso específico que debe solucionar.
En suma, si alguien pretende ser un buen letrado, no basta con saber leyes, hay que dejar el corazón, la pasión y la razón en la labor, a fin de que el producto sea triunfante, lo que no quiere decir que siempre y en toda circunstancia se gane, sino se hayan utilizado en todos y cada caso, las mejores herramientas libres, manipuladas del modo conveniente, sin sentir rencores por el letrado contrincante, que asimismo está combatiendo en la defensa de su usuario de igual modo.
La práctica del Derecho implica un buen tiempo de espera, tanto a corto como en un largo plazo. En el corto, ármate de paciencia en los Juzgados y Tribunales aguardando por una documentación, aguardando con tu usuario para prestar declaración o bien por una resolución. Muy frecuentemente, horas y horas inacabables con la sola presencia de tu maletín lleno de documentos y mismo. A largo plazo, no aguardes conseguir respuesta a tus intenciones en dos semanas. Existen juicios orales que se retardan años desde la ocurrencia del hecho, con lo que te invitamos a que te armes de paciencia.
Solo un auténtico profesional debe tener esenciales cualidades, como son la sinceridad, sinceridad, conocimientos, profesionalidad y experiencia entre otros muchos, que debe poner al servicio del cliente del servicio. Tómate el tiempo preciso para escoger al letrado conveniente, pues de ello va a depender el futuro de tu caso.
Escoge un buen letrado que sea honesto y de respuesta de forma clara a tus preguntas; en la primera cita te debes entregar cuenta de de qué forma actúa ante tu interrogatorio; la profesionalidad, la experiencia y las referencias son puntos en su favor.
Siendo de esta forma las cosas, y cuando precisemos ayuda legal por la parte de un letrado, debemos tener, aproximadamente claro, un criterio para seleccionarlo adecuadamente. Probablemente vamos a tener múltiples aspirantes de entre aquéllos que hayamos logrado por recomendación, por algún directorio profesional o bien telefónico, por la red, por pertenecer a un colectivo, asociación, comunidad…. mas por último debemos decantarse por uno concretamente.
Tal vez existan buenísimos profesionales que pudiesen proteger nuestros intereses con bastantes garantías de éxito, mas lo que es es cierto que, en la mayor parte de ocasiones, desde el momento en que empieza un inconveniente hasta el momento en que se soluciona en última instancia, pasa el tiempo de manera lenta en ese largo peregrinar judicial, pleno de molestias, gastos y sinsabores, con lo que siempre y en todo momento va a ser mejor que ese proceso, complicado y también inacabable, lo llevemos juntamente con un letrado que nos lo presente y nos los haga más veloz y simple, de forma más resolutiva y eficiente, con plena información y claridad de condiciones, basándonos en costos asumibles y honorarios equilibrados -aun involucrándose en el desenlace-, que en todo instante sea siendo consciente de nuestro inconveniente, complaciente con la situación, sensible con las circunstancias y empático en el trato profesional y personal que nos depare. Todo ello es sencillamente observable y, muy frecuentemente, nuestro los pies en el suelo no acostumbra a fallar.

Un último consejo. Pese a que todo suma, y los despachos ofrecen comodidades a los clientes del servicio (primera consulta gratis, asesoramiento on line inmediato, asistencia telefónica veinticuatro horas, buenas comunicaciones y acceso por transporte público, aparcamiento sin costo …), no deben primar éstos criterios en el momento de decantarse por tu letrado. Tal vez deben tenerse en cuenta en condiciones de igualdad y como valor añadido. Mas los criterios básicos y esenciales son los que te hemos expuesto anteriormente: especialización o bien éxito en casos afines al nuestro, ubicación geográfica en función de nuestras circunstancias y de la jurisdicción eficiente, tal como el trato profesional, ágil y empático recibido en nuestra primera visita y que nos haga alardear que va a ser exactamente el mismo que vamos a recibir durante la relación que nos una con nuestro letrado. Hay profesionales y bufetes de abogados que cumplen estos criterios.